03/07/07

Como entrar en conflicto en 24 hrs…

Ayer, la luz en mi casa se fue a partir de las 18:30 hrs, lo cual sólo comprobó algo: soy adicta a mí computadora. Lo cierto, es que cualquiera de mis amigos podría decir lo mismo. Pero en mí, cualquier desequilibrio, lo sabemos me llevará al borde la locura.

Ayer era un día relativamente normal, en el que yo estaba pintando en mi cuarto, mientras escuchaba música… de pronto se fue la luz. Seguí pintando, confiada en que en algún momento la luz regresaría. Para cuando ya no había la suficiente luz natural, decidí dejar de joderme la vista y me dediqué a ver la ventana donde aire violento y granizo se azotaban de manera majestuosa. Amo ver llover, los truenos, las gotas y la lluvia, todo es una sinfonía perfecta. Suelo imaginarme historias con las gotas que caen en el cristal formando un ballet casi tan perfecto como Giselle interpretado por el Bolshoi… para las 21:45 hrs, comprendí que sería poco probable que la luz regresara, así que después de buscar velas, el pánico se hizo presente.

No podía leer, ni pintar, ni escuchar música, ni ver series estúpidas en la TV, tampoco podría conectarme, o prender la compu, mi celular se quedaba sin pila, y ni siquiera podía ver bien, para hacerme una cena decente. Lo de la cena, después de todo no funcionó cuando vi que mi cocina estaba inundada. No mucho, pero lo suficiente para matarme si pisaba mal con el piso mojado. Así que desistí y decidí hacer algo que normalmente no pasaría: hablar con mis madres.

La plática inicio cordial hasta que mis madres lanzaron la pregunta de los 24,000 millones: ¿por qué eres tan viciosa, estás loca?

Intenté guardar la calma, yo había iniciado la conversación, así que me reí y repetí los conceptos claves: ¿yo, viciosa, loca?

Mis madres continuaron: Sí, fumas, bebes, lees mucho, pintas mucho, (no sé si sea por el thiner,-hizo la aclaración-) te la vives en la computadora o vives a través de ella, solo escucho que tecleas todo el día, y cuando no estás tecleando no haces nada relativamente normal. No sales, no tienes un grupo grande de amigos, no hablas y te molestas y te pones histérica cada vez que por alguna razón no puedes controlarlo todo. La prueba de ello, es que sólo estás hablando por que no hay luz y no puedes estar en la compu, o haciendo cualquier cosa en tu cuarto…

Las razones fueron contundentes, seguro que mi carácter compulsivo había hecho de las suyas y seguro que yo tengo toda esa clase de vicios, pero qué podía decirles?

Intenté algo neutro: sí madres, soy un poco obsesiva (nótese el eufemismo para evitar decir maniática) pero no creo que esté loca. Y pues los vicios, madre todo es culpa de que me gustan mucho jajaja…

Reí nerviosamente, pero mis madres sabían a donde querían llegar:

No tienes pareja, ni amigos, ni nada remotamente parecido a una vida social normal, no crees que deberías dejar algunos vicios por tu salud?

Lo pensé un poco, me quedé callada, tenían razón pero no podía decirle: madre tienes una hija emocionalmente distante que no le interesa dejar su estilo de vida antisocial y mucho menos sus vicios y su ocio…

Contesté: tienen razón tal vez es hora de dejar el cigarro, y bajarle al alcohol (no mucho) pero no me pidan que deje la compu y mucho menos mis libros, no lo haré, jamás podría…

Me dijeron: hija, a veces las cosas sólo pasan, deberías dejar entrar a los duendes por tu ventana y jugar con ellos un rato, o de plano te volverás loca, no puedes controlar todo… (los duendes no tenían mucho sentido, pero son mis madres, qué esperaban? Además tienen sentido si tomamos en cuenta que mi paranoia siempre ha creído que unos duendes subirán por las ramas del rosal por la noche, llegarán a mi cuarto y me atacarán…)

Contesté: Sé que no puedo controlarlo todo, pero neta me muero por que la luz regrese… a penas son las 00:30

Mi madre me dijo: se normal y duérmete

Ni hablar, me fui a mi cuarto, para omitir una conversación que tal vez no debió pasar, cómo puedo dejar de controlarlo todo? Eso es prácticamente imposible, tomando en cuenta que llevo una agenda hasta para dormir… y por cierto mi horario de sueño no es antes de las 3:00 hrs jamás… hasta el día de ayer…

Cuando a la 2 hrs aprox., decidí que no valía la pena estar despierta y modifiqué mi agenda para dormir temprano, no sin antes cerrar las cortinas de mi cuarto, no fuese a ser que los duendes me atacaran en la noche en que nada, absolutamente nada, estaba en mi control…

Que horror!! Pero al menos hoy ya hay luz eléctrica y mis funciones normales están de regreso al igual que mis vicios…

¿Qué sería de mi vida sin ellos?

2 comentarios:

neto dijo...

Esas preguntas, las se de memoria...bueno, mis padres no me consideran vicioso...pero lo demas es de ley...y es horrible agunatarlo una y otra vez...pero..se disfruta ser vicioso xD
y, por distintas razones...vivo a traves de mi PC

Rodrigo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.